domingo, 1 de marzo de 2009

LA SOLEÁ

Lentitud, cadencia, arabescos
seis cuerdas duermen los sentidos
¡despierta! dice un ¡ay! que estremece.
Corazones en suspenso, oidos a los vientos,
aire que bombea sombras desde el pecho
puñales ya estan en el aire
buscando pechos donde clavarse.
Una letra apenas dicha, intuída,
remueve sangres que hierven
y cruza sobre todas las penas,
las penas del que las canta.
Y, en aquella Soleá, todos encuentran la suya.

4 comentarios:

Rayuela dijo...

Encuentro aquí mi pena, y la dejo correr, río abajo,para que el mar se la lleve.


Muy bueno tu "Soleá"
Un beso!

Rio abajo dijo...

Sí, hay un dicho acá que dice: "Quien canta, su mal espanta". Besos.

lunaazul dijo...

Hola rio abajo, el comentario que has dejado en mi blog realmente me ha emocionado y me he sentido tan triste imaginando lo que dices....

Un beso.

Rio abajo dijo...

Hola luna azul, emocionado también yo dejé ese mensaje que, tu lo sabes, salió de lo más adentro. No estes triste dulce, tierna y etérea lunita pues ya sómos en parte así: Si tu eres mar, yo soy río. Si tu eres duna, yo soy pino. Y cuando tú seas agua por siempre, por siempre yo seré sol que en tí se hunde cada atardecer hasta el final de los tiempos.
Un beso